FENAGE

Entrevista a Adrián Gómez, Ingeniero Técnico Industrial, CEM y creador del blog “Gestor de Energía”

Hoy contamos con la presencia de Adrián Gómez, Ingeniero Técnico Industrial, CEM (Certified Energy Manager), Máster en Eficiencia Energética, Auditor Energético, Consultor Energético, y además, influencer, emprendedor y creador del blog y canal de YouTube “Gestor de Energía”, desde los cuales divulga la información más interesante y pertinente para estar al día en el mundo de la eficiencia energética. Hemos querido conversar con él, entre otras cosas, para que nos explique su visión de la -aún- desconocida figura del Gestor Energético.

Cuéntanos, Adrián: ¿qué es -realmente- un Gestor Energético?, o incluso, ¿qué debería ser?

En aspectos generales, el Gestor de Energía de la empresa es un profesional que tiene un conocimiento general sobre el origen, coste y aplicación de la energía de la empresa, y por lo tanto puede contribuir a reducir el consumo energético. Es el profesional de gestiona o administra la energía de la empresa como el recurso importantísimo que es.

¿Dirías que existe intrusismo laboral en el mundo de la gestión energética?

Yo diría que en la Gestión Energética está prácticamente TODO por hacer. Y digo TODO en mayúsculas, porque estamos aun instalados en el jurásico de la gestión energética. No hay intrusismo, ni mucho menos.

¿De dónde piensas que parte la necesidad de crear un marco para los servicios y conocimientos que ofrece un Gestor Energético?

Precisamente la necesidad parte de la inexistencia de esta profesión. Las empresas conocen perfectamente al Gestor Fiscal, el Responsable de Prevención de riesgos Laborales, al Responsable Ambiental e incluso se dispone de un departamento de cumplimiento jurídico, pero cuando hablamos de energía en las empresas, ¡lo que encontramos es un agujero negro!

Explícanos el porqué de la necesidad de crear una formación eficaz para este sector.

Actualmente gestionar la energía de las empresas es una necesidad real y apremiante, y lo que se está haciendo, desde hace años, es derivar esta responsabilidad al responsable de compras o al responsable de mantenimiento, incrementando su carga de trabajo y sin ningún tipo de formación. Eso sí, exigiendo una reducción de gasto energético. 

Lo que necesitan las empresas es poder enviar a un trabajador interno de la empresa que tenga un nivel de conocimiento técnico a adquirir las competencias y conocimientos en gestión de la energía. En las empresas pequeñas lo más recomendable es subcontratar los servicios de gestión energética a un profesional externo, por lo que igualmente debería establecerse una formación adecuada para identificar a profesionales cualificados en eficiencia energética, que puedan reportar los beneficios a las empresas, como digo de forma interna o externa.

Desde que en 2016 saliera el Real Decreto 56/2016 que establece la obligatoriedad para las empresas de cierta envergadura de realizar una auditoría energética, ¿qué lugar crees que ocupa el Gestor Energético en dichas auditorías?

Hay mucha confusión en el mundo de la eficiencia energética mezclando muchas veces conceptos de auditoría energética, etiqueta energética y gestor energético. 

La auditoría energética es un análisis puntual de los procesos energéticos de una empresa. Y hay normas que regulan cómo debe hacerse este examen. Las auditorías energéticas son estudios tremendamente complejos, que deben ser llevados a cabo por profesionales con un conocimiento altísimo en térmica, eléctrica, neumática, energías renovables, agua, y un largo etcétera que recoge la norma RD56/2016. Por eso es un requisito obligatorio para las grandes empresas que tienen el mayor consumo energético. 

El Gestor Energético no debe ser un experto en todas las instalaciones pasadas, presentes y futuras, o de redactar proyectos de mejora energética de miles de euros, ni mucho menos. Debe ser un profesional con capacidad de entender cómo se consume la energía de la empresa, detectar derroches, recopilar mejoras de los técnicos expertos de cada área y traducir la información a los gerentes. 

¿Y qué papel consideras que jugará la energía solar fotovoltaica en la mejora de la competitividad?

La fotovoltaica es ya una solución muy importante para la eficiencia energética y la competitividad de las empresas. Hay empresas que reducirán sus costes energéticos hasta un 80% gracias a la fotovoltaica. Pero serán casos poco habituales. Lo normal será ver una reducción del 20-30% de la demanda de consumo gracias a esta tecnología. 

La estrategia que deben seguir las empresas es: lo primero, Eficiencia Energética. Y el protagonista de esta máxima será el Gestor de energía. Estamos viviendo un boom de renovables, pero la estrategia que llevará a las empresas a evitar el derroche energético será tener un profesional, interno o externo, que sepa detectar y reducir, para conseguir ahorro.

Si una empresa tiene dudas acerca de su inversión en energía y solicita tu opinión profesional al respecto, como Gestor Energético ¿en qué le recomendarías invertir? ¿Qué estrategia propondrías? 

La respuesta es obvia: medir consumos. No se puede ahorrar en lo que no se puede medir. Lo primero es medir consumos y detectar derroches y malas prácticas. Lo segundo medir a los usos significativos de la empresa, los responsables del gasto principal energético. Y a partir de los datos monitorizados, las estrategias de ahorro salen enseguida. Se calculan costes de inversión en mejoras y retornos. 

Algunas veces la mejora será la fotovoltaica, pero en la gran mayoría de los casos, los esfuerzos de inversión deberán ir hacia el proceso productivo principal. Sólo se puede saber con datos medidos. Esta es la misión del Gestor Energético, conocer los puntos críticos de una empresa.

¿Qué salidas profesionales consideras que puede tener la persona que decida formarse como Gestor Energético?

Hay mucho futuro para el Gestor de Energía. En las empresas medianas y grandes, ya es rentable destinar una pequeña parte del coste de compra de energía a disponer de un profesional que dirija las operaciones relacionadas con la energía de la empresa, bien sea de la plantilla interna o subcontratada a un profesional externo. 

Hay una gran oportunidad para los profesionales que tienen experiencia en instalaciones (térmicas o eléctricas) ya que con la formación de Gestor Energético adquieren competencias en adquisición de energía, medición y análisis, etc. lo que les permite acceder a gestionar la energía de fábricas y edificios. 

Muchas gracias por tus interesantes aportes, Adrián. Si quieres añadir algo que consideres importante…

En mi experiencia personal, puedo decir que el trabajo de mejorar la eficiencia energética de las empresas es un camino que va de menos a más. Empieza muchas veces gestionando la compra de energía, pero que con los años crece y se van incorporando monitores energéticos y obteniendo ahorros, reformas, etc. Genera mucha satisfacción participar en la mejora de las empresas, además de justificar los honorarios del trabajo. No he hecho otra cosa que incrementar y fidelizar clientes desde que ejerzo la profesión.

Abrir chat
Tienes alguna consulta?
Hola!! En que podemos ayudarte? Desde Fenage nos ponemos a tu disposición para cualquier consulta relacionada con la actividad profesional del gestor energético.